• Andreina Uzcátegui @andreninauh

¿Las tarjetas de presentación tradicionales siguen teniendo sentido?


Antes de los días de LinkedIn y los teléfonos inteligentes, las tarjetas de presentación en físico eran la única forma de intercambiar información en un evento de redes. Además de su propósito práctico, la tarjeta de presentación también ha proporcionado una forma de mostrar su estilo, desde la fuente y la combinación de colores hasta el papel.


Si bien las tarjetas de visita aún pueden cumplir estas funciones, ahora hay innumerables alternativas digitales para realizar un seguimiento de los contactos y mostrar su marca. Muchos se preguntan si la tarjeta física pasada de moda es retro, sigue siendo relevante, o simplemente un desperdicio de papel.


Algunas personas amantes del marketing opinan lo siguiente sobre el papel de las tarjetas de visita en el mundo moderno:


1. Las tarjetas de presentación se pueden reemplazar mediante el intercambio instantáneo de datos a través del teléfono móvil


“No he entregado una tarjeta de presentación tradicional en más de dos años. ¿Por qué? Si deseo que la información de un contacto venda nuestros servicios, les pediré su correo electrónico y les enviaré un mensaje de inmediato. Ahora tengo su información y ellos tienen la mía. Las tarjetas de presentación en físico a menudo se pueden tirar, soltar, perder o simplemente no volver a hacer referencia”. - Anabel Herrera, especialista en marketing digital.

2. Si tiene el nombre y la empresa, puede encontrarlos por el medio digital


“No he tenido una tarjeta de presentación en físico desde hace cinco años. Todavía estoy dándome la mano y conociendo gente, pero todo lo que necesito son unos pocos clics para encontrar un ejecutivo y agendarlo en mis contactos. Atrás quedaron los días de buscar la tarjeta de presentación de alguien que conoció en una conferencia hace seis meses. Todo lo que necesita es conexión a Internet”. - Marcelo Urriola, nativo social.


3. Las tarjetas de vídeo interactivas pueden proporcionar información más rica


“Grabe un vídeo corto de 10 segundos sobre su empresa y sus diferenciadores clave e incluya botones interactivos para hacer clic y descargar su información de contacto. Si la otra persona y usted tienen iPhones, simplemente pueden transmitir el video o descargar el archivo de vídeo en una pequeña tarjeta de memoria portátil. Las tarjetas digitales son muy dinámicas”. - Nataly Ochoa.


4. Las tarjetas solo deben entregarse cuando tenga sentido


“Aprecio las tarjetas de presentación (en físico y digital) en situaciones que tienen sentido. Pero sin duda, odio que me den una en físico a cada momento, se convierte un estorbo más para mis bolsillos.


Con las tarjetas digitales puedes encontrar a cualquier persona cuando desees. La única excepción es contar con Internet y obtener un link”. - Marco Torres, diseñador web.


5. Tenga a mano una tarjeta de presentación para el público de la vieja escuela


“Con el desarrollo de los medios digitales, es mucho más fácil seguir a alguien en una plataforma de redes sociales y permanecer conectado. Algunos prefieren esto, en lugar de hacer que una tarjeta de negocios acumule polvo o se encuentre en la basura. Sin embargo, los métodos tradicionales no deben pasarse por alto: creo que las tarjetas de presentación siempre deben ser útiles, especialmente para audiencias que tienden a mantener la vieja escuela y no están en la ola de las redes sociales”. - Alix Quinan, content manager.


Las tarjetas de presentación digitales son sin duda una herramienta importante hoy en día. Dan la posibilidad de crear vínculos y conseguir más red de contactos. El networking es un plus primordial cuando se trata de negocios e ingresos. Estamos en una época digital y debemos estudiar las novedades para poder cumplir nuestros objetivos.

0 vistas