• Andreina Uzcátegui @andreninauh

Los colores y el diseño de la tarjeta de presentación


La mayoría de las personas tiene una idea general del efecto que los colores pueden tener en usted. Es posible que haya escuchado que una cocina nunca debe tener demasiada decoración azul porque el azul arruina su apetito. Probablemente también haya escuchado que el rojo puede elevar la presión cardíaca. En realidad, hay verdad detrás de estas ideas. El color puede tener un gran impacto en su forma de reaccionar ante ciertas situaciones.


Cuando trabaje con tarjetas de presentación y color, considere la reacción que desea que sus tarjetas de presentación creen. ¿Desea que sus clientes potenciales se sientan motivados, relajados o valorados? El color se puede usar para dar a su audiencia la sensación subconsciente que desea que tengan, así que decida esto primero antes de elegir sus colores.


Rojo:


Elegido por la mayoría de los extrovertidos, el rojo es un color enérgico y apasionado. Se dice que aumenta el entusiasmo y el interés. En las tarjetas de presentación, el rojo puede entusiasmar a sus clientes y hacer que actúen según su oferta.


Rosado:

El rosa proporciona una sensación de cariño, ternura y aceptación. Cuando necesita neutralizar el desorden o sentirse relajado, el rosa es su color. Puede elegir rosa para una tarjeta de visita cuando su negocio debe hacer que las personas se sientan atentas y solidarias, como una organización benéfica.


El color tiene un gran impacto en su forma de reaccionar ante ciertas situaciones, y esto es especialmente cierto en el diseño.


Marrón:


Convencional y terroso, el marrón prepara el escenario para una sensación sólida y saludable. A menudo da la sensación de convenciones y orden. Marrón en una tarjeta de presentación le dará una sensación profesional, como si se tratara de negocios.


Naranja: