• Andreina Uzcátegui @andreninauh

¿Por qué todavía son necesarias las tarjetas de presentación?


Las tarjetas de presentación tradicionales siguen siendo una importante herramienta de marketing directo. No obstante, es importante resaltar que también debemos adecuarnos a la era tecnológica si queremos más alcance y buenos resultados. ¡Las tarjetas de presentación digitales también son importantes!


Tarjetas tradicionales


Las tarjetas de presentación tradicionales son una de las formas más antiguas y efectivas de marketing directo, pero con el surgimiento de sitios de tecnología y redes, ¿siguen siendo importantes? Sí, lo son, y aquí está el por qué.


A lo largo de los años, nos hemos conectado con una gran cantidad de personas en el mundo de los negocios y siendo conocedores del marketing, a menudo nos preguntamos cómo se vende mejor directamente a los clientes, y nos sorprendemos de ver que no muchos responden con tarjetas de presentación, pero la mayoría dice que con email marketing y otros medios digitales.


La tecnología ha avanzado mucho a lo largo de los años, pero no podemos evitar pensar que a las personas les falta un truco con la confiable tarjeta de presentación. Puede sorprender a muchos, pero mantenemos que la tarjeta de presentación (sí, la tarjeta, que podemos tocar y sentir) todavía es un medio de marketing directo bastante efectivo.


La tarjeta de presentación es lo único que la tecnología ha tenido problemas para reemplazar. Hemos visto tarjetas de visita basadas en USB y otras tarjetas que utilizan tecnología, pero siguen siendo objetos físicos que entregamos directamente a alguien con quien nos gustaría conectarnos en red.


Agrega un toque personal


Hay una tecnología sin la que muchos de nosotros no podríamos vivir: nuestros teléfonos. Sin embargo, con esta tecnología en constante evolución en el ámbito de los teléfonos móviles, tememos que casi hemos perdido la capacidad de comunicarnos en un nivel íntimo en persona, realmente atractivo, hablando y teniendo conversaciones reales.


Tener un recordatorio tangible de alguien es poderoso en estos tiempos. A menudo nos contacta de la nada alguien que conocimos hace años que tropezó con nuestra tarjeta de presentación en su billetera.


Una primera excelente impresión


Pasar a alguien su tarjeta de presentación es más que solo darle sus datos, también se trata de crear una excelente primera impresión. Cada vez que entregamos una tarjeta de negocios a un cliente potencial, siempre buscamos evaluar su reacción y, lo que es más importante, qué hacen con la tarjeta de negocios.


Es mucho más probable que los clientes potenciales se comuniquen con usted si creen que se ha esforzado por acercarse a ellos e invertir en darles sus detalles con algo tangible.

Las tarjetas de presentación crean una gran primera impresión. Naturalmente, la exención de responsabilidad aquí es que las tarjetas de presentación deben estar bien diseñadas.


Para finalizar, debemos resaltar que la sociedad está innovando constantemente, por esa razón, es importante seguir valorando lo antiguo pero también adecuarnos a las innovaciones. Nuestra recomendación es, ¡contrate a una persona profesional para que se encargue de su tarjeta de presentación tradicional y digital!

0 vistas